Opinión en Cuestión

julio 18, 2008

¿Qué pasa con el Narcotráfico?…

Archivado en: politica — yanahuari @ 6:22 pm

Permítaseme estimado lector (si es que hay) comenzar esta nota con la siguiente declaración realizada por Marcola (líder del cartel del Rio de Janeiro y figura inspiradora de Ze Pequenho en el filme Cidade de Deus), en una entrevista efectuada por el diario O Globo:

Reportero: ¿Qué debemos hacer [en la lucha contra el narcotráfico]?:

Marcola: Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a ’los barones del polvo’ (cocaína)! Hay diputados, senadores, hay generales, hay hasta ex presidentes en el medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero, quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata? No tienen dinero ni para comida de los reclutas. El país está quebrado, sustentando un estado muerto con intereses del 20% al año […] No hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones, tenemos hasta misiles anti-tanque…”

Frente a este tipo de declaraciones, frente a este tipo de crisis en una lucha que parece interminable contra la denominada “Globalización oscura”, el presidente mexicano Felipe Calderón sigue enfrentando -cual aventura medieval del Quijote contra los Molinos de Viento-, una cruzada contra el narcotráfico. Desde sus primeros días de gobierno, y con todo un despliegue militar y policial de su lado, se decidió desmantelar a los principales carteles que operan en la zona norte y centro del país.

No obstante, y como respuesta lógica frente a este tipo de operativos, los comandos armados de los principales carteles del país, decidieron contrarrestar esta ofensiva con la única forma posible de mantener el equilibrio de fuerzas, la violencia extrema.

Ejecuciones tildando de sádicas a altos medios y bajos mandos de la policía, asesinatos torturas y violaciones a diversos miembros de la sociedad entre los que destacan políticos y periodistas, ajustes de cuentas sobre miembros del medio del espectáculo, e incluso “invitaciones formales” a unirse a sus filas armadas, son tan solo algunas características que nos permiten definir esta particular contraofensiva de táctica, -digamos de guerrilla-, efectuada por los Narcotraficantes.

 


¿El Saldo?

En lo que va del sexenio –y a pesar de que la aceptación hacia el presidente sigue siendo alta-,  más de 4, 000 ejecuciones en todo el país, miles y miles de millones de pesos desperdiciados en armamento, reclusión y mantenimiento de los mandos policiacos y sobre todo, un sentimiento de incertidumbre, miedo y pánico colectivo en el resto de la población, son tan solo algunos de los resultados generados por el Programa Nacional de Seguridad efectuado por el gobierno federal en el transcurso de casi dos años de gobierno.

Tras ser anunciada esta medida, -caracterizada por contener un alto potencial mediático-, parece ser que se desató en el país una guerra que pretendía eliminar al enemigo de casa, a “los malvados” narcotraficantes que impedían el bienestar y la paz de los habitantes del país; sin embargo, lo que en realidad ocurrió es que se ha dejado a la luz uno de los pasajes más oscuros e ignorados de los últimos años en México, que el “Narco” ha llegado a los espacios que el gobierno federal ha ignorado en el ejercicio del poder.

Según datos de la misma ONU, se considera que el narcotráfico ha feudalizado más del 60% de los municipios del país, lo que significa que el poder generado por éstos supera en representatividad a los principales partidos políticos a nivel nacional (PAN, PRI, PRD), generando actividades productivas (cultivo producción y distribución de estupefacientes), infraestructura pública (carreteras, pavimentación, alumbrado, etc.) y presencia incluso en la misma política (los denominados apadrinados) en municipios donde la única posibilidad de subsistencia era la migración.

¿Quiénes son los culpables?

Aunque no podemos especular que el papel jugado por la fuerza pública haya sido incorrecto y a pesar de que muchas veces se ha argumentado que cuando menos el presidente intenta hacer algo respecto a esta epidemia mundial, no debemos dejar pasar que más que enfrentar una lucha por erradicar el narcotráfico, el presidente anunció una medida que tenia la finalidad de legitimarse públicamente, sin realmente prevenir las consecuencias ocurridas.

De modo, que aunque se pretendió aprender a los principales dirigentes de los carteles en un periodo no máximo de 3 años, las contraofensivas efectuadas por comandos como los Zetas, las protecciones políticas de los altos mandos, e incluso los entorpecimientos entre mismas instituciones de seguridad pública (AFI, PFP, Ejercito Federal y Policías Locales), han sido los factores que impiden consolidar la erradicación del trafico de drogas en el país.

¿Cuál es la Solución?

Resulta tan fácil al momento de escribir esto, encontrar la respuesta que permita erradicar de fondo esta problemática: Acabar con el mercado de consumo de estupefacientes a nivel mundial; resulta paradójico que el país que más invierte en armamento bélico para erradicar el narcotráfico a nivel mundial (Estados Unidos), sea el principal consumidor de drogas de cualquier tipo.

De tal forma, que aunque sea la principal solución que se me ocurra para erradicar de fondo este mal de males, resulta totalmente ilógico -acercándose a lo imposible- la realización de esta propuesta, sobre todo por la gran cantidad de intereses económicos, políticos, culturales y sociales que están de por medio del trafico de drogas.

A lo que me atrevo a especular que mientras sigan existiendo estrategias bélicas como la ocurrida en los últimos dos años por el gobierno de “Pipo”, la lucha por erradicar a los narcotraficantes en el país, será una mera perdedera de tiempo, dinero y esfuerzo.

Y ya mejor me callo, no vaya a ser la de malas….

About these ads

2 comentarios »

  1. Aunque la respuesta del autor del artículo afirma en el borde de la especulación:

    “Resulta tan fácil al momento de escribir esto, encontrar la respuesta que permita erradicar de fondo esta problemática: Acabar con el mercado de consumo de estupefacientes a nivel mundial”

    Al hablar de ‘cárteles de la droga’, el problema de la violencia extrema en aumento de nuestros días no se origina en el CONSUMO de estupefacientes, lugar común de muchos análisis.

    La regulación pacífica de una NECESIDAD antropológica de nuestras sociedades que son las drogas, pasa por la normalización (o legalización si la quieren llamar así) de la producción, circulación y distribución de las mismas.

    Marihuana SA. de CV. podría recaudar más ingresos para México de lo que en un futuro seguirá obteniendo PEMEX

    Comentario por El Charro Negro — julio 20, 2008 @ 12:23 am | Responder

  2. despues de ser chupacabaras ahora son los zetas.
    o el paralitico que lo dejo su vieja….

    Comentario por javier gomez jimenez — febrero 11, 2009 @ 7:47 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: