Opinión en Cuestión

septiembre 22, 2009

El metro Balderas

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 2:52 pm
Tags:

Poco sé de la estructura de la policía a pesar que algunos de mis familiares trabajan en ella. Pero me referiré a los hechos lamentables del pasado viernes donde un desquiciado mata a un policía y a un civil y lesiona a otros pasajeros del metro. Por lo que mis apreciaciones son la de una persona con poco conocimiento sobre la institución que su principal función es guardar nuestra seguridad con profesionalismo.

La noticia, creó, no conmocionó a nadie porque las muertes son una cosa común en nuestros días. Venganzas, ejecuciones, ajustes de cuentas, violaciones y hasta niños que mueren en una guardería no son menos que este suceso pero las imágenes marcaron la diferencia. Esta por demás decir que fue la noticia del día, todos los medios se dieron un festín. Una y otra vez, en cámara lenta para explicar dos muertes.

Primero, el forcejeo entre el asesino y el policía que cae, se levanta y corre para huir, pero lo alcanza la muerte por la espalda. Comportamiento razonable en cualquier persona que se ve en una situación de peligro, pero ¿en un policía? Nadie en sus cabales podría demeritar el esfuerzo que hizo por enfrentar el agresor y con ello exponer su vida, pero es probable que no tuviera la suficiente capacidad técnica para desarmarlo y más reprobable que no tuviera los elementos materiales para ello, es decir, una pistola y un chaleco de protección que esta ocasión le hubiera valido más que un reconocimiento póstumo.

Esa es la lectura que hago de esa primera escena que pudiera abrir un debate sobre la pertinencia de revisar el marco legal sobre el que funda sus actividades la policía capitalina porque no es suficiente la explicación del titular del jefe de gobierno al justificar las condiciones de la policía en el metro al decir que tenía un carácter disuasivo. Porque eso no justifica la falta de pericia que no es más que el resultado de su falta de preparación. Ya que hasta donde sé el servidor público no tenía más de 4 meses en activo, entonces, ¿dónde quedo el trabajo en la academia? Si es que la hubo.

Segundo, en términos políticos, la situación institucional de la policía quedo a la sombra gracias al valiente hombre que enfrento, ese si, sin nada más que su valor, al desquiciado que finalmente lo asesino, no sin antes brindarnos una lección de persistencia, voluntad y gallardía, en suma, eso que los hombres de la revolución decían los hacía diferentes a los demás: valentía. Sin embargo, no tenía que haber pasado si hubieran sometido antes al desequilibrado.

Aclaro, la deficiencia en la policía, la cual juzgo por un hecho, pueda estar deformada por la inducción que hago a partir de lo sucedido el viernes pasado hacia toda la estructura policial, pero vale muy bien para que nunca se repita.

Finalmente, por ahí dicen que el mexicano no le tiene miedo a la muerte, el ciudadano que murió en metro Balderas lo confirma, pero el policía y los numerosos usuarios de ese momento lo ponen seriamente en duda. ¿Será que nos estamos volviendo cobardes o más precavidos? Creo que más precavidos ante un ambiente sumamente hostil: la calle (cualquiera te puede amedrantar), el trabajo (prepotencia y altanería), el transporte (robo) y hasta en la casa (violencia intrafamiliar).

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: