Opinión en Cuestión

enero 13, 2010

Un país “gordito”

Filed under: Uncategorized — ixchel25 @ 12:48 pm

Por. Danyta

Qué difícil es cambiar el estilo de vida, aumentar el consumo de frutas y verduras, reducir la ingesta de grasas y azúcares, además de aumentar la actividad física al menos 30 minutos de manera regular.

En televisión, revistas, radio, internet, encontramos diversos anuncios que hablan de la salud ó más de mil productos para evitar o reducir el sobrepeso y obesidad (aunque tampoco digo que la crema reductiva de “la abuelita” garantiza resultados).

Contrario a todo lo que vemos, oímos y sabemos (como en la mayoría de las veces), México ocupa uno de los primeros lugares de obesidad a nivel mundial.

Según la OMS, la obesidad y el sobrepeso,  se definen  como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede  ser perjudicial para la salud (o cuando nos sobra de donde nos agarren).

No me importa que ya no sea talla “M” (bueno, si me importa) y que ahora tenga que comprar una talla más grande (cuando deje de usar la blusa tendré más tela para limpiar los muebles) pensaré, ¡qué rico es desayunar una torta de tamal…!

La verdad es que siempre tendremos una excusa a la mano para justificar nuestro sobrepeso (yo las tengo,  ¿ustedes no?). Nuestro trabajo es sumamente sedentario (¿llegar tarde del trabajo y todavía ponerme a hacer ejercicio? ¡Si lo que quiero es dormir!), no me da tiempo de desayunar (no estoy dispuesta a privarme de esos 5 minutitos más bajo las cobijas de mi cama y más ahora que hace mucho frío), no traje comida (pues me voy a la esquina a comprarme una torta, aunque enfrente tenga el restaurante de ensaladas).

Según una nota publicada en El Universal, tres cuartas partes de la población de entre 20 y 65 años tiene exceso de peso y lo que más le preocupa al IMSS es que en México, más de cuatro millones de niños tienen algún grado de obesidad, padecimiento que también sufren 25 de cada 100 jóvenes entre 16 y 18 años.

Lo anterior se puede traducir a un problema de educación, los niños pasan cada vez más tiempo frente a la televisión y en consolas de videojuegos,  realizan menos actividades físicas y si le suman a eso el impulso infantil de comer “papitas”, dulces y tomar refresco, empeora el caso.

La solución al problema esta en nuestras manos (como lo es casi siempre), no digo que sea fácil resistirte a comer las tortas gigantes de la esquina, no voltear a mirar ese carrito que pasa y al señor que grita “churrrroooossss”, o decirle que no a tus amigos cuando salen del bar y quieren pasar a cenar tacos.

Todo es cuestión de actitud y de salud, no es que no te puedas dar un gusto en la comida, sólo hay que saber cuando, además de hacer ejercicio regularmente, no me imagino a los 50 años y no poder caminar una cuadra sin que me duelan las piernas por falta de uso (ya es bastante difícil subir las escaleras de mi trabajo y respirar al mismo tiempo).

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: