Opinión en Cuestión

septiembre 15, 2010

Candidaturas comunes y coaliciones: la estrategia en el Estado de México (2011)

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 1:54 pm
Tags:

Por Gilberto Sánchez Jiménez
@gilsanjim

La reforma electoral aprobada por el Congreso Mexiquense en el sentido de prohibir la figura de candidatura común, tiene por objetivo no el de prohibir la posibilidad de un candidato único de oposición sino el de quitar financiamiento a los partidos políticos que integren un bloque electoral con miras a la próxima elección para Gobernador.

La razón es la siguiente: la candidatura común es aquella en la que un candidato es respaldado por dos o más partidos a un cargo de elección popular, por consiguiente, el financiamiento es proporcionado para cada partido individualmente, conservando así su personalidad, derechos y obligaciones. Esto es, multiplica a los oponentes.

En el caso de la coalición, los partidos que la integren actúan como uno sólo, en consecuencia sus recursos y representación se ejercen como si fueran un solo partido. Esto es, minimiza a los oponentes a uno solo.

Es cierto que no se prohíben las alianzas electorales sino que se les minimizan sus recursos, no solo monetarios sino en ámbitos como son las campañas electorales (reducción en los tiempos de precampaña y campaña), la jornada electoral (representantes de los partidos), en los medios de impugnación y en el Instituto Electoral del Estado de México.

Si bien es cierto que el discurso dominante sostiene que el motivo de la reforma es el “miedo” de parte del Gobernador Enrique Peña Nieto y de la dirigencias de los partidos afines al PRI a que se realice una alianza que encabecen el PAN y PRD , teniendo como antecedente los resultados en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, también es cierto que es un discurso promulgado, sostenido y difundido como línea política por las dirigencias del blanquiazul y del sol azteca que obedece a una estrategia de comunicación, de tal manera que asienten en el imaginario social que el Revolucionario Institucional está temeroso de perder otro de sus bastiones históricos.

También las elecciones son cosa de aprendizaje, cada una de las 14 elecciones realizadas en julio de 2010, aunque obedecen a historias particulares de cada Estado tienen sus generalidades si consideramos que las dirigencias de los partidos PAN y PRD se impusieron sobre las fuerzas políticas locales (gobernadores y corrientes) para colocar candidatos a gobernador. Una primera lección fue que en los Estados donde no lograron aliarse perdieron como fue en Aguascalientes, Tlaxcala y Zacatecas. Por lo que aliarse no es una opción sino un imperativo.

Por el contrario, el PRI siguió una política de negociación entre la dirigencia, las corrientes y los gobernadores, con resultados más o menos buenos. Donde podemos decir que el PRI ha aprendido algunas cosas, entre ellas saber que tener escisiones al interior del Partido cuando se elige candidato le restan apoyos (como es natural), pero el riego se incrementa cuando alguna de sus figuras van como candidatos de la oposición y más cuando la oposición va en alianza. Por lo que elegir candidato sin resquebrajarse será un paso difícil de sortear que implicará un arduo trabajo de negociación.

Bajo este tenor, podemos decir que la competitividad de las alianzas electorales no se explica sólo aritméticamente (sumo los votos del PAN y PRD) sino por los apoyos que se logra allegar de las fuerzas políticas que pierde el Revolucionario Institucional. Lo que las hace de cuidado.

Así, la puesta en marcha de la maquinaría parlamentaria que tiene el PRI en el Congreso del Estado de México es el primer paso de muchos otros, con el objetivo de restarle fuerza a la alianza ya cantada, donde lo interesante será el nombre del candidato.

febrero 11, 2010

Fernando Gómez Mont: la Carta-renuncia

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 8:40 pm
Tags:

Por: @gilsanjim

Hace pocas horas se dio a conocer la renuncia de Fernando Gómez Mont al PAN, noticia que ha generado revuelo por tratarse del responsable de la gobernabilidad del país, del segundo abordo. Hecho que ha motivado un sinfín de interpretaciones, lecturas, conjeturas, etc. todo producto de una carta escueta de dos párrafos. Carta-renuncia cifrada y que despierta suspicacia por aquello de “que debido a razones que me veo obligado a no revelar por discreción profesional”.

¿Qué razones de peso pudieron haber detrás? Lo pudieron haber obligado con el objeto de sacarlo de la carrera presidencial, de la cual ya se había descartado. Pero no era necesario hacerlo renunciar, si ese fuera el verdadero motivo, porque no era popular y porque no tenía el respaldo de los panistas.

Que fuera en protesta por las alianzas electorales que el PAN está realizando con sus adversarios ideológicos, pudiera sonar lógico si consideramos que es un personaje identificado con la facción dura panista, pero no se explicaría aquello de la “discreción profesional” cuando en lo personal había hecho público su desacuerdo.

La renuncia es una decisión personal, como también lo fue el adherirse al PAN y no al PRI u otro partido, también habría que preguntarle estás razones que tampoco está “obligado a revelar”. Sin menoscabar a la persona prominente que lo es por el cargo que ocupa pero que no deja, este nuevo funcionario de alto rango sin partido que ofrece ahora imparcialidad, supo darle a su renuncia una dimensión como pocos estrategas de comunicación política logran.

Se quita la camiseta del partido, al que no le debe el puesto porque fue una designación del Presidente Felipe Calderón, pero no la de secretario leal. Ahora le ofrece al PAN tratarlo “en los mismos términos” que a cualquier otro partido que conforman el sistema, con la fría imparcialidad y el trato estricto en los términos de la ley. Entonces, ¿cómo era la relación de antes entre el Secretario de Gobernación y el PAN? ¿Qué beneficios institucionales dispuso Gómez Mont para Acción Nacional?

Si en el primer párrafo no revela las razones de su renuncia por discreción profesional, en el segundo es lo suficientemente claro de cómo le afectará al PAN su renuncia:

lo tratará (…)con absoluta imparcialidad y apego a la ley, en los mismo términos que frente a todos los institutos políticos que conforman el sistema electoral mexicano.

Entonces, ¿la renuncia de un hombre a su partido garantiza que el aparato de la Secretaria de Gobernación no actúe electoralmente a favor de Acción Nacional o de las Alianzas?

Advertencia: todo lo anterior escrito obedece a una lectura más de una carta-renuncia de dos párrafos; a mi me salieron más.

noviembre 10, 2009

La comunicación política en el caso del Sindicato Mexicano de Electricistas

Filed under: politica,Uncategorized — nigromante1 @ 7:57 pm
Tags:

moto_0158

 

 

Por Nigromante

-Segunda parte-

La comunicación Política

La comunicación política es la que se establece entre el gobierno y sus gobernados, el proceso necesariamente emana de arriba hacia abajo, pero no de abajo hacia arriba, la principal razón por la que el proceso de comunicación política sea así es la falta de mecanismos por los cuales los ciudadanos puedan comunicarse con sus gobernantes. Simplemente no existen.

La principal característica de la comunicación política y que la diferencia de cualquier otra, es su carácter de pública, esto es, está dirigida a todos y tiene como principal objetivo el de comunicar decisiones que ha tomado el gobierno y que se consideran importantes, trascendentales, aunque también hay la comunicación permanente de las instituciones que tiene por objeto difundir sus funciones, logros y programas, para ello toda dependencia tiene un presupuesto destinado a comunicación social.

Bajo este marco, la estrategia que estableció el gobierno federal para dar a conocer la extinción del organismo paraestatal conocido como Luz y Fuerza del Centro fue correcta y pertinente. No sólo eso, sino el momento también fue el idóneo, porque fue después de un partido de fútbol de la selección mexicana, lo que sirvió de distractor, así como el hacerlo en sábado por la noche cuando en las instalaciones no había muchos trabajadores.

En tanto, los medios de comunicación, siempre ávidos de noticias, dieron a conocer el momento de la ocupación de las instalaciones de la compañía sin resistencia alguna, lo que ayudo a disminuir la suspicacia sobre una posible irrupción violenta y tomo por sorpresa al sindicato, aunque este tipo de decisiones siempre se filtra la información y ya para entonces varios líderes del SME conocían de antemano la existencia del decreto.

La clave de la comunicación política fue la claridad de la exposición de motivos del decreto ya que fungió como marco sobre el que se desenvolvió la discusión, esto es, se oriento la discusión sin dar pié a interpretaciones y se sujetaron a él todos los funcionarios de las dependencias implicadas en la decisión (SEGOB: Fernando Gómez Mont, SENER: Georgina Kessel, SHCP: Agustín Carstens, STyPS: Javier Lozano), esto es, fue su guión.

BlogTambién las televisoras que cubrieron ampliamente la noticia ayudaron porque la difusión tuvo como base los números del Diario Oficial, acompañándolos de algunas entrevistas a los directamente implicados y de analistas que trataron de profundizar cuestiones que se dejaban de lado en el decreto por lógica, como la intentona de privatizar, los intereses alrededor de la fibra óptica, las relaciones sindicato y gobierno, la corrupción, el mal servicio, etc. Aspectos que fueron muy bien explotados y que incidieron para crear una opinión pública favorable a la decisión del Presidente.

En suma, la estrategia dejó cerca de 12 horas para observar el desenvolvimiento de la opinión pública, hasta que el Presidente salió a dar su mensaje a la nación (domingo, 11 de octubre), para entonces había más aceptación que rechazo entre amplios sectores económicos, políticos y sociales sobre la decisión que había tomado el gobierno sobre Luz y Fuerza del Centro. El mensaje fue explicativo y aclarativo, sobre lo primero repitió la conveniencia de su extinción y garantizo la continuidad del servicio, sobre lo segundo, despejo las dudas siendo enfático en que no se privatizaría el servicio eléctrico y que la indemnización a los trabajadores sería conforme a la Ley Federal del Trabajo (LFT) y al Contrato Colectivo, asimismo, garantizo el pago puntual a los jubilados.

La estrategia continuó con spots que enfatizaban las razones de la extinción de LyFC así como en otros ponía especial atención en el respeto a los derechos de los trabajadores ofreciendo sustanciosas ventajas en su indemnización. Tampoco cesaron las entrevistas a los funcionarios públicos que reivindicaban la decisión presidencial y se le restaron entrevistas a los líderes de SME, en cambio se aumentaron la de voceros que se congratulaban con la decisión.

En síntesis, la decisión tuvo legalidad, que no podía ser de otra forma, pero también contó con legitimidad: aceptación entre la población, grupos de interés, amplios sectores y un fuerte respaldo ciudadano hacia la decisión del Presidente. Y todo producto de una comunicación política bien llevada y fundamentada. Todo ello deja en claro que se pueden tomar decisiones de gran envergadura sabiéndolas comunicar, aunque su verdadera fortaleza de fondo está en el acuerdo político.

noviembre 4, 2009

La comunicación política en el caso del Sindicato Mexicano de Electricistas

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 8:35 pm
Tags:

-Primera Parte-

LOS HECHOS

Las irregularidades en la elección interna, realizadas entre el 16 y 26 de junio de 2009, para elegir Secretario General en el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) fue el origen del conflicto que terminó con el decreto por el que desaparece el organismo paraestatal Luz y Fuerza del Centro (LyFC). El principio de fin lo inició el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, cuando negó la toma de nota (reconocimiento) a Martín Esparza Flores bajo el argumento de haber “inconsistencias” en el proceso electoral, entre ellas, el haber más votos emitidos (12 mil 399) que votantes (8 mil 572 agremiados) y diversas listas de electores con discrepancias. Y al no haber dirigencia reconocida el gobierno retuvo las cuotas al sindicato. Producto también del proceso interno fueron las acusaciones de fraude, soborno y cohecho de Alejandro Muñoz, entonces tesorero del SME y perdedor de la elección.

Las cosas empezaron a enrarecerse cuando Martín Esparza reviró denunciando que el entonces secretario particular de Felipe Calderón, ahora diputado y presidente del PAN, César Nava, estaba detrás de la disidencia en el sindicato encabezada por Alejandro Muñoz al cual, por medio del Director de LyFC Jorge Gutiérrez Vera, le fueron entregados 60 millones de pesos. Asimismo, alegó que el objeto último de todo era la privatización de la paraestatal y como prueba de ello dio a conocer la existencia de acuerdos del gobierno con ciertos grupos para explotar la red de fibra óptica necesaria para operar el servicio de voz, imagen e internet conocido como “triple-play” (negocio que pretende Televisa y Movistar –dirigida por el ex secretario de hacienda Francisco Gil Díaz-).

Las cosas empezaron a subir de tono con la amenaza de huelga y con ello la posibilidad de bajar el switch por parte del SME, en respuesta, el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, los atajó aludiendo que el gobierno garantizaría la continuidad del servicio mediante la ocupación temporal de las instalaciones hasta el grado de llegar aplicar la requisa (como en los viejos tiempos del PRI).

Los intereses se movieron y los dirigentes también para pedir respaldo a favor del SME, al PRD y PT se le sumaron las organizaciones de mineros, telefonistas, de la UNAM, bachilleres, maestros, etc. Empezaron aflorar los argumentos desfavorables contra la empresa y el sindicato: problemas técnicos, operativos, financieros y administrativos. Los rumores de su desaparición eran cada vez más fuertes, pero el escepticismo era mayor: el gobierno no se atrevería.

La noche del 10 de octubre el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, mandó ocupar las instalaciones de la compañía de LyFC, así lo reconoció él, como medida precautoria para la ejecución del decreto publicado en edición extraordinaria del Diario Oficial de la Federación por el que extingue el organismo desconcentrado. El principal argumento, según se desprende del documento, fue la notoria ineficiencia operativa y financiera del organismo lo que ya no era conveniente para la economía nacional ni para el interés público. Algunos datos del diagnóstico (exposición de motivos del decreto) fueron:

• Que en la presente administración la transferencia de recursos a la paraestatal podría alcanzar los 300 mil millones de pesos.
• Que los costos de la empresa ($433,290 millones de pesos) casi duplican a sus ingresos por ventas ($235,738 millones de pesos), en un periodo comprendido entre 2003 a 2008.
• Que el organismo registra un pasivo laboral de 240 mil millones de pesos, de los cuales solamente 80 mil millones corresponden a trabajadores en activo y 160 mil millones al personal jubilado.
• Que las pérdidas de energía de LyFC (30.6), es superior en casi 3 veces al que presenta Comisión Federal de Electricidad (10.9).
• Que en 2008 LyFC perdió 32.5% de la energía que compra y genera para vender, que en dinero son casi 25 mil millones de pesos, lo que representa 52% de los ingresos totales por ventas del organismo.
• Que a diciembre de 2008 no atendió diversas solicitudes de prestación de servicio que, en su conjunto, representan el doble de la demanda en Acapulco.

Otros argumentos de productividad dados a conocer días después fueron:

• Que en la CFE hay 1 trabajador de distribución por cada 627 usuarios, en LyFC hay un trabajador por 291 usuarios,
• Que en CFE la relación es de 2 mil 500 megavatios-hora vendidos por cada trabajador, en LyFC es de apenas 730, que los 300 mil millones de pesos que le hubieran sido transferidos al organismo eran equiparables a la partida destinada al programa Oportunidades, 2 veces el presupuesto de la UNAM o el financiamiento de la construcción de 1.2 millones de casas
•Que en promedio los trabajadores de LyFC se jubilaban a los 50 años y recibían 3.3 veces el salario de un trabajador en activo.
• Prestaciones onerosas en el contrato colectivo de trabajo, como el incremento en el número de trabajadores que no era porque el servicio lo necesitara sino porque así lo exigía el contrato colectivo.
• Entre otros como la pérdida por robo, fallas técnicas, corrupción, ineficiencias

septiembre 22, 2009

El metro Balderas

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 2:52 pm
Tags:

Poco sé de la estructura de la policía a pesar que algunos de mis familiares trabajan en ella. Pero me referiré a los hechos lamentables del pasado viernes donde un desquiciado mata a un policía y a un civil y lesiona a otros pasajeros del metro. Por lo que mis apreciaciones son la de una persona con poco conocimiento sobre la institución que su principal función es guardar nuestra seguridad con profesionalismo.

La noticia, creó, no conmocionó a nadie porque las muertes son una cosa común en nuestros días. Venganzas, ejecuciones, ajustes de cuentas, violaciones y hasta niños que mueren en una guardería no son menos que este suceso pero las imágenes marcaron la diferencia. Esta por demás decir que fue la noticia del día, todos los medios se dieron un festín. Una y otra vez, en cámara lenta para explicar dos muertes.

Primero, el forcejeo entre el asesino y el policía que cae, se levanta y corre para huir, pero lo alcanza la muerte por la espalda. Comportamiento razonable en cualquier persona que se ve en una situación de peligro, pero ¿en un policía? Nadie en sus cabales podría demeritar el esfuerzo que hizo por enfrentar el agresor y con ello exponer su vida, pero es probable que no tuviera la suficiente capacidad técnica para desarmarlo y más reprobable que no tuviera los elementos materiales para ello, es decir, una pistola y un chaleco de protección que esta ocasión le hubiera valido más que un reconocimiento póstumo.

Esa es la lectura que hago de esa primera escena que pudiera abrir un debate sobre la pertinencia de revisar el marco legal sobre el que funda sus actividades la policía capitalina porque no es suficiente la explicación del titular del jefe de gobierno al justificar las condiciones de la policía en el metro al decir que tenía un carácter disuasivo. Porque eso no justifica la falta de pericia que no es más que el resultado de su falta de preparación. Ya que hasta donde sé el servidor público no tenía más de 4 meses en activo, entonces, ¿dónde quedo el trabajo en la academia? Si es que la hubo.

Segundo, en términos políticos, la situación institucional de la policía quedo a la sombra gracias al valiente hombre que enfrento, ese si, sin nada más que su valor, al desquiciado que finalmente lo asesino, no sin antes brindarnos una lección de persistencia, voluntad y gallardía, en suma, eso que los hombres de la revolución decían los hacía diferentes a los demás: valentía. Sin embargo, no tenía que haber pasado si hubieran sometido antes al desequilibrado.

Aclaro, la deficiencia en la policía, la cual juzgo por un hecho, pueda estar deformada por la inducción que hago a partir de lo sucedido el viernes pasado hacia toda la estructura policial, pero vale muy bien para que nunca se repita.

Finalmente, por ahí dicen que el mexicano no le tiene miedo a la muerte, el ciudadano que murió en metro Balderas lo confirma, pero el policía y los numerosos usuarios de ese momento lo ponen seriamente en duda. ¿Será que nos estamos volviendo cobardes o más precavidos? Creo que más precavidos ante un ambiente sumamente hostil: la calle (cualquiera te puede amedrantar), el trabajo (prepotencia y altanería), el transporte (robo) y hasta en la casa (violencia intrafamiliar).

septiembre 3, 2009

Rafael Acosta, “Juanito”

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 6:26 pm
Tags:

En política pocas cosas son obra de la casualidad, sin embargo hay un margen de ella que se rige por las caprichosas leyes del azar. Ese es el caso de “Juanito”. Personaje sin igual. Beneficiario de la contienda entre Clara Brugada y Silvia Oliva, la primera apoyada por la corriente interna del PRD que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la segunda respaldada por la corriente que tiene en René Arce a su líder. No sólo eso, Brugada representa a la corriente de Izquierda Democrática Nacional que tiene entre sus filas al mal afamado René Bejarano, mientras que Oliva representa los intereses de la corriente que tiene la presidencia del partido, Nueva Izquierda.

Después de un disputa legal, en la cual quedo al descubierto lo que se sabía, que al Instituto Electoral del Distrito Federal lo controla los bejaranistas, salió avante Oliva en la instancia federal, esto es, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). He aquí una muestra más de lo que pasaría si el TEPJF no tuviera intervención en los conflictos locales, simplemente los institutos electorales serían rehenes de los grupos políticos que dominan los estados, como de hecho lo son, mismos que son contenidos por la instancia federal. Pero eso es otro tema. Continuemos.

A pesar de haber obtenido la candidatura por el sol azteca, Silvia Oliva perdió porque los apoyos del partido se dividieron y se reorientaron hacia el Partido del Trabajo (PT). Nada nuevo en el PRD. La estrategia lopezobradorista de última hora funciono: apoyar al candidato del PT para que después renunciara y pudiera asumir el cargo Clara Brugada como jefa delegacional, delegación. que esta por demás decir, reviste una importancia clave para el partido y el gobierno del Distrito Federal.

Cabe detenernos en la forma, que en política también es fondo, AMLO como es común no negocio con Juanito sino le impuso una decisión que él tomo, actitudes clásicas en personas con vocación de dictador que apela a su prestigio y fuerza y deja de lado la negociación, eso que es tan difícil y que es la esencia de la política. La cosa empezó mal y eso se refleja en los resultados: Juanito está renuente a cumplir con su palabra que empeño obligadamente. La forma es fondo.

Pero no solo eso, de nueva cuenta queda claro que a Andrés Manuel no le importan las instituciones (ni las personas), hace lo necesario para darles la vuelta, le estorban para sus propósitos e intenciones, hacerse del poder, no importa de la manera que sea. Aunque está sea rompiendo las reglas, los marcos legales, los compromisos políticos. O bien obligando, amenazando.

Si por empatía uno se pone en el lugar de Juanito ese día cuando sin esperarlo López Obrador te levanta el brazo y te compromete ante el público, cómo se ha de ver sentido, lo menos un pelele. Aún más si consideramos que en los actos públicos de tu campaña siempre tenía una sobra que te hacia menos, que te denigraba, cómo se ha de ver sentido, lo menos un títere que de antemano sabía que lo desecharían (ahora ni el 50% de los espacios quizá obtenga). Lo que se les olvido a Brugada y López obrador es que de Dignidad también están hechas las personas.

En conclusión. No siempre el fin justifica los medios porque los medios son importantes para conseguir el fin. En el caso de Juanito todos los involucrados perdieron. Andrés Manuel demostró su falta de tacto y para negociar, Clara Brugada su hambre desmedida de poder al igual que su correligionaria, Silvia oliva; en suma pierde el PRD, el instituto político que no ha logrado institucionalizarse, que está a merced de la lucha de fracciones mismas que no han logrado establecer reglas de convivencia, cada vez más lejos de ser una opción política sería, no solo para la sociedad en su conjunto sino también para sus interlocutores políticos. Seriedad y responsabilidad sería lo mínimo por lo que tendrían que volver a empezar a reconstruirse, con liderazgos firmes pero también leales a las instituciones que tanto le han costado a México construir. Aprender a negociar no ha imponer.

abril 21, 2009

En origen de la representación proporcional en México

Filed under: Uncategorized — nigromante1 @ 7:14 pm
Tags:

Por: Nigromante

Primera Parte

Dieter Nohlen ha escrito que “la decisión sobre el sistema electoral […] obedece […] en primera instancia a puntos de vista de las fuerzas políticas que participan en la toma de decisiones [porque] la cuestión del sistema electoral es una cuestión de poder” (Nohlen, 1993). Y México no es la excepción.

La formación del Partido Nacional Revolucionario significo el aglutinamiento de las fuerzas regionales que se dispersaron al final de periodo de Porfirio Díaz y que protagonizaron el periodo conocido como la Revolución Mexicana, al frente de estas fuerzas se encontraban los ahora mal-afamados caudillos pero que en su momento eran los “hombres fuertes”, los de la política cruda y violenta (véase el libro Memorias del cacique Gonzalo N. Santos).

En ese entonces las elecciones tenían un papel secundario y sólo servían para legitimar lo que se obtenía por las armas. Los acuerdos entre fracciones revolucionarias suplía a las leyes y el gobierno se mantenía en la medida que podía controlar al resto de las fracciones. Finalmente la victoria del grupo sonorense, encabezado por Álvaro Obregón (militar invicto) y el asesinato de otros caudillos que se podían sublevar (p.e. Francisco Villa y Emiliano Zapata) dieron paso a la formación de un gobierno relativamente estable.

Sin embargo, la muerte del recién electo presidente Álvaro Obregón puso en problemas a los hombres de la política. Plutarco Elías Calles que estaba por concluir su mandato, en su último informe (1 de septiembre de 1928), dijo que la falta de caudillos notables debía permitirnos pasar a la condición de país de un solo hombre a la de nación de instituciones y de leyes, asimismo, señalo que en el congreso se manifieste la pluralidad de ideas, porque así ha de satisfacer mejor las necesidades nacionales, cuando estén en estos escaños representadas todas las tendencias y todos los intereses legítimos del país. Pero la cosa se realizo a medias.

Queda claro que fueron dos las vertientes en el discurso: institucionalizar la transmisión del poder y que en el congreso estuviera representada la pluralidad de las fuerzas políticas del país. La primera vertiente, el tránsito de sustituir a los hombres por instituciones, implico la construcción de un Partido político, un medio moderno para la transmisión del poder, además con la característica territorial de Nacional (no regional), y finalmente Revolucionario, que será su perfil ideológico identitario.

Todos estos elementos hicieron que el partido fuera excluyente de todas aquellas fuerzas que se opusieran a la revolución confinándolas a la marginación representativa pero no política porque siguieron manifestándose con bastante fuerza porque la diversidad era basta: socialistas, sinarquistas, laboristas, etc.

El PNR logró su cometido institucional al convertirse en uno más de los tantos partidos que había en los años veintes y (según Luis Javier Garrido eran poco más de 1,000 partidos y Luis Medina Peña que había cerca de 8,000). En su organización interna reconoció la autonomía en asuntos locales de los múltiples partidos que lo habían formado (148 partidos de 28 entidades).

Si bien es cierto que el partido logró institucionalizar la transmisión del poder ejecutivo, no sin problemas de violencia electoral (1929, 1940), quedaba el poder legislativo que se encontraba fraccionado y al cual llegaban representantes de las fuerzas regionales. La disputa por las candidaturas hizo que en 1933 desaparecieran a los partidos en su interior y quedaran las estructuras intermedias del partido a cargo de las nominaciones; además la indisciplina parlamentaria se termino al imponer la no reelección (octubre, 1932).

El dominio electoral del PNR se apoyo en las alianzas regionales en un primer momento, pero en 1938 el partido incorporo en su seno a bases sociales organizadas que reconoció en su estructura como sectores (militar, campesino, obrero y popular), esto es, trato de abarcar a todos los sectores posibles de la sociedad. La unidad del partido se logró mediante cuotas de poder (reconocimiento a su fuerza política en cada distrito, lo que se conoció como “democracia funcional”) y un sistema de negociación en su seno directriz.

La presencia dominante del Partido de la Revolución Mexicana evito que las otras presencias ideológicas pudieran tener representación en las cámaras del poder legislativo y ser participes de la formulación de políticas públicas. Sin embargo, tal hegemonía estuvo maximizada por el tipo de sistema electoral por el cual se efectuaban las elecciones legislativas.

Como se sabe hay dos tipos de sistema electoral con diferentes objetivos: el de mayoría y representación proporcional. El primero genera un claro ganador pero no hay mecanismo que recolecte los votos de las otras opciones partidarias que perdieron, el segundo trata de arrojar una representación casi exacta a la que obtuvieron en sufragios.

El resultado de un sistema de mayoría relativa más un partido dominante electoralmente fue la hegemonía de un sólo partido en el poder legislativo lo que facilitaba el funcionamiento del régimen presidencial: un presidente emanado del mismo partido que tenía mayoría absoluta en las cámaras legislativas. Esto en teoría política se conoce como gobierno unificado (cosa muy diferente de un gobierno dividido y de un gobierno no unificado).

Hasta aquí el partido había logrado el primer cometido: institucionalizar la transmisión del poder y lograr la estabilidad del gobierno basado en la unidad, pero a costa de la nula representación de las demás fuerzas que existían en el país y que estaban marginadas legal y políticamente.

Continuara….

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.